Portada » blog » legislación

Categoría: legislación

La ITE ha venido para quedarse

Deia sobre la ITE 22-4-2017

Nuestras ciudades están asistiendo a la renovación de las paredes de sus calles. Estas paredes, que resultan ser las fachadas de nuestras casas, se han visto remozadas, repintadas y renovadas de manera sustancial hasta la fecha. Pero además muchos de los edificios están mejorando su accesibilidad y, muchos más, están siendo “reabrigados” con mejoras sustanciales en su aislamiento.

Es verdad que la crisis en la construcción de nuevas edificaciones ha derivado a las empresas hacia lo que era el hermano pequeño del sector y se ha regenerado un sector que estaba algo abandonado.

También ha influido en esta evolución las distintas ayudas que desde instituciones se están ofertando para promover las reformas.

Pero sin duda el catalizador de esta regeneración es la Inspección Técnica de Edificios, ITE. La obligatoriedad de contar con esta “revisión médica” de nuestros edificios ha generado y seguirá generando mucha polémica. Una polémica que en muchos casos viene de la falta de información en lenguaje de calle, interpretándose la ITE como un IMPUESTO más.

Parte de esta desinformación viene por el planteamiento que desde los medios se hace a este respecto cuando lo que se destaca es que miles de edificios deben PASAR la ITE. Extraña terminología que desinforma a los ciudadanos dando a entender que es tan solo un examen a superar.

Pero también desde las instituciones se hace un flaco favor cuando solo se habla de la repercusión a corto plazo y tan solo se valora la implicación en reparaciones y reformas urgentes.

Parece que no hemos entendido la finalidad de la ITE. Esta inspección no es un simple examen, se trata de una revisión integral de nuestro edificio que va ayudar a conocer su situación y sus necesidades para que sea un edificio sano en disposición de ser útil a sus habitantes. Esta utilidad debe entenderse desde el confort adecuado para sus usuarios así como desde la seguridad de la piel exterior que conforma el espacio público, sin olvidar la estética como imagen representativa del propio estado del mismo.

Al igual que la ITV para los vehículos, tras años de dejadez social en el cuidado de nuestros edificios, las instituciones tuvieron que tomar cartas en el asunto y algo que debería ser hábito natural, como es cuidar nuestra propiedad, ha tenido que convertirse en ley. Una ley que se inicia con la necesidad de acometer la revisión inicial, las posibles actuaciones para recuperar el correcto estado del edificio y, quizás lo más importante, la responsabilidad de MANTENER. Una responsabilidad de la que se habla poco, aunque tanto el espíritu de la ley como el desarrollo en sus interpretaciones locales recurren a la palabra “Mantenimiento” como referencia semántica (Ordenanza local sobre Mantenimiento, Reparación y Rehabilitación de Inmuebles de Bilbao).

Así es que, aunque la finalidad primera de la ITE es conocer el estado del edificio de cara a realizar una actualización, la finalidad real es poner en valor el cuidado de nuestros edificios mediante la puesta en marcha y gestión del “Plan de uso y mantenimiento de edificios”. Iniciar un proceso de cuidado continuado de los edificios que permita hacer perdurar en el tiempo el nuevo estado de salud del edificio que, además, en muchos casos supone un gran esfuerzo económico. Y asegurar un estado razonable que además permita recibir el visto bueno en las sucesivas inspecciones decenales.

Porque no hay que olvidar que la ITE ha llegado para quedarse. Y junto a ella el Plan de Uso y mantenimiento, que deberá sacar a la luz la realidad de su análogo “Libro del edificio” en el caso de edificaciones nuevas construidas a partir de 2006, y cuyo seguimiento habrá que afrontar lo antes posible.

 

Pinchar aquí para ver la noticia completa en el periódico deia 22 abril 2017

 

realizar plan de mantenimiento del edificio

Plan de mantenimiento en Bilbao, la ITE.

El ayuntamiento de Bilbao detecta falta de rigor en las ITEs

Tras la noticia publicada sobre la detección de numerosas inspecciones de “baja calidad” en edificios antiguos, el ayuntamiento de Bilbao alerta de la importancia de que dichas supervisiones ITE incluyan unos mínimos para que sean competentes y no conlleven gastos innecesario en el futuro. Según expertos, la revisión de un inmueble ordinario debería rondar los 1.000€. Por ello, aprobó la nueva ordenanza sobre mantenimiento, reparación y rehabilitación de inmuebles, con el objetivo de regular las revisiones ITE.

Como ya indicamos en un post anterior, cuando tenemos una enfermedad recurrimos al médico como primer paso. No buscamos cualquier servicio. En definitiva confiamos el cuidado de nuestra salud a un técnico en salud humana.

Recordamos. Empecemos por la ITE y continuemos con el Plan de mantenimiento en edificios mayores de 50 años, o con el Libro del edificio en nuevas obras nuevas.

En este contexto, existe un gran problema que solucionar en la construcción. Hay multitud de daños, fisuras, filtraciones y desprendimientos en los edificios, nos atreveríamos a decir que todos los edificios en mayor o menor grado tienen daños. Hace falta contar con expertos en patologías, que hay muchas. La inspección visual ITE sirve para detectarlas.

Realizar el mantenimiento es obligatorio por la Ley de Propiedad Horizontal, la Ley de Ordenación Edificación, y el Código Técnico de la Edificación.

Tener y usar el “Libro del edificio” para el mantenimiento en nuevas edificaciones, es obligatorio por el Decreto sobre el Libro del edificio del País Vasco.

Tener y usar el “Plan de mantenimiento” (Libro reducido) es obligatorio por el Decreto sobre Inspección Técnica de Edificios del País Vasco.

4.000 edificios antiguos de Bilbao siguen sin pasar la “ITV” que acredita su seguridad
La ITE tiene un proceso de registro en el Gobierno Vasco y de supervisión por parte del Ayuntamiento. Hasta que se ha subsanado (en caso de necesidad), no se cierra el expediente. El Ayuntamiento ha comprobado que algunas de las ITEs registradas carecían del rigor necesario.

realizar plan de mantenimiento del edificio

Se ve el problema, pero no siempre se actúa. Aún les falta la ITE a la mitad de los edificios de Bilbao, y es una buena manera de comenzar a tener el edificio en forma con un Plan de mantenimiento. Lo que está ocurriendo en muchos casos es que no se actúa a tiempo. Hoy cuesta mantener, pero dentro de tres años cuesta reponer. Conservando los edificios, ahorraremos derramas y sustos.

 

 

 

Libro del edificio. Aprobada nueva ordenanza de mantenimiento de edificios

“Libro del edificio”, nueva ordenanza del ayuntamiento de Bilbao recomienda que todos los inmuebles tengan un “libro del edificio”.

El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado la nueva ordenanza “Libro del edificio”: mantenimiento, reparación y rehabilitación de inmuebles.

En la que se “recomienda” que todos los inmuebles de la capital vizcaína posean un Libro de Edificio para facilitar su mantenimiento.
El texto incorpora parcialmente sendas alegaciones formuladas por dos estudios profesionales de arquitectos referentes a la conveniencia respecto a que las comunidades de propietarios posean el Libro del Edificio.
Este documento, según el consistorio, resulta “muy útil para la conservación y mantenimiento de los inmuebles”, así como para actuaciones en caso de emergencia.
El Libro del edificio, en el que se incluye el Plan de Mantenimiento, deberá recoger todas las características técnicas y jurídicas de los edificios y su implantación es de obligado cumplimiento para aquellos inmuebles inaugurados tras la aprobación de la ley de edificación de 1999, pero no para los construidos anteriormente a los que bastará con redactar el Plan de Mantenimiento tras realizar la ITE.
El concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza, ha explicado que la nueva ordenanza recoge en un único documento las distintas regulaciones estatales y autonómicas vigentes para servir como instrumento normativo en la tarea de inspección y control de inmuebles llevada a cabo por el ayuntamiento.
La nueva regulación, que fue aprobada inicialmente el pasado mes de mayo, sustituye a la ordenanza municipal de conservación de edificaciones que data de 1991.
Aunque la responsabilidad del estado de los inmuebles, así como su mantenimiento, reparación y rehabilitación recae sobre los propietarios, la ordenanza regula la intervención municipal centrada en tres apartados: órdenes de reparación, inspecciones técnicas y declaraciones de ruina de edificios.

(Pincha PARA VER NOTICIA)

noticia-sobre-la-nueva-ordenanza-del-libro-del-edificio-en-bilbao